Por Sectores

27.05.2016 - 14:52

El MuHAr se constituye en 4 pisos de los cuales 3 son de salas de exhibición: Planta baja (Nivel 0), con una gran sala que por ahora se destina a muestras transitorias e itinerantes (a futuro a albergar las colecciones desde el Medioevo al Siglo XIX) y una Galería a la calle Ejido, también para exhibiciones transitorias. Un primer Subsuelo (Nivel -1), para las áreas desde Prehistoria europea a Roma; Mesopotamia e Irán; India y sudeste asiático, y Japón. Y un segundo Subsuelo (Nivel -2), que alberga el Sector Precolombino y una sala de exposiciones donde actualmente se exhibe la colección de arte africano.

PRIMER SUBSUELO


COLECCIÓN DE PREHISTORIA DEL VIEJO MUNDO

Período Paleolítico

La compone una serie de calcos realizados en el taller del Museo de Monumentos Franceses (Saint–Germain-en-Laye). Estos objetos revisten el carácter de “calcos raros”, ya que falleciendo su autor, se suspendió la realización de nuevas copias. Esta colección se completa con calcos procedentes del Museo del Hombre de París, conformando  un conjunto testimonial único de más de 100 piezas.
Compuesta por útiles de uso ritual, adornos funcionales, grabados y pequeñas esculturas, se la ha agrupado teniendo en cuenta fundamentalmente tipologías, técnicas, estilo y unidad de temas.
Es señalable la serie de “venus”, figurillas que representan a mujeres con atributos sexuales remarcados, consideradas como propiciatorias de la fecundidad.
La ambientación de este sector se ha logrado mediante la recreación de un segmento de la “Cueva de Lascaux”, en Francia, representativo del arte rupestre o parietal.

Período Neolítico y de los Metales

Destaca de este período, la maqueta del cromlech (monumento megalítico circular) de Stonehenge en Salisbury, Inglaterra. Esta construcción orientada astronómicamente, nos habla de su ligazón ritual con los cultos agrarios que comienzan a tener fuerza en Europa.
Dos réplicas de hachas, una de piedra pulida y otra de bronce, sumadas a dos piezas originales: una aguja de bronce (utilizada probablemtne para coser prendas de cuero) y un proyectil para honda en mineral de plomo, completan esta vitrina.

 

COLECCIÓN DE ARTE EGIPCIO

Entre los valiosos originales, destacamos la colección de vasos predinásticos y los de albastro de las Dinastías XVIII y XIX; una importante serie de figulinas mortuorias y escarabajos votivos -la mayoría en pasta vítrea- y el bajorrelieve en piedra del cartucho con el nombre del faraón Ramsés II.
Pero sin duda la pieza de mayor importancia museológica y la de mayor atractivo, la constituye la momia de la sacerdotisa Esoeris con su ataúd y mascarilla mortuoria, de unos 2300 años de antigüedad.
De las excelentes reproducciones de escultura de bulto señalamos el retrato policromado de la Reina Nefertiti, copia del original del Museo de Berlín (vaciado por el escultor Luis Ricobaldi), la estatua sedente de Kefrén del Museo del Cairo o el toro Apis del Louvre.
Un conjunto de reproducciones de joyería antigua de factura artesanal, de primera mitad del siglo XX,  aportan información visual efectiva.
La maqueta del templo de Khonsú en Karnac, nos ejemplifica la arquitectura sagrada y monumental de los egipcios, de la cual éste es representativo de la tipología del templo del Nuevo Imperio.

 

COLECCIÓN DE ARTE DEL CERCANO Y MEDIO ORIENTE

Mesopotamia

Compone la colección de originales, fragmentos de ladrillos de adobe con inscripciones cuneiformes, bordes cerámicos y sellos de impresión, resaltando un “clavo de fundación“ neo-sumerio de cerámica con texto también en escritura cuneiforme y un fragmento de columnilla decorativa en cerámica. 
Las piezas significativas de la región mesopotámica están representadas por calcos de escultura de bulto procedentes del Museo del Louvre y de tablillas adquiridas en el Museo de la Universidad de Pensilvania. En la estatua de bulto de “Gudea Arquitecto”, se representa al rey de Lagash (2141-2122 a.C.) sentado con una tableta y estilete en sus rodillas, donde se encuentra grabado el plano del templo del dios Nin-Girzu.
En este sector puede apreciarse la maqueta con la reconstrucción ideal del templo-zigurat de Ur-Nammu, dedicado al Dios lunar Nannar (Arte Neo-sumerio de la IIIª Dinastía de Ur – S. XXII a.C.).
El Arte Asirio está representado por copias de los célebres bajorrelieves de los Palacios de Kjorsabad y Nínive, de los originales del Museo Británico.

Siria y Anatolia

Destacan acá dos reproduciones de ídolos sirios de bronce del 1er milenio a.C. (del Museo del Louvre), y un importante grupo de copias en madera patinada de estandartes rituales hititas de bronce (2do milenio a.C.), procedentes del Museo Hitita de Ankara en Anatolia  y pertenecientes al tesoro de la ciudad de Alayyajeiuk (copias únicas mandadas a realizar por el Gobierno Turco para una exposición internacional a mediados del siglo XX).

Irán

Esta Sala queda dominada por la reproducción de un fragmento del “Friso de los Arqueros” procedente del Palacio de Darío I en Susa  (Arte Persa del S. V a.C.; calco en yeso policromado imitando el esmaltado de los ladrillos, proveniente de los talleres del Louvre).
Se destacan -entre las piezas de pequeño formato-, dos réplicas donadas por la Embajada de Irán: Un ritón con león (cuyo original es en oro) y el “cilindro de Ciro”, pieza emblemática que desde su escritura cuneiforme nos habla de las primeras recomendaciones de derechos humanos. Una "manta para caballo" de gran factura técnica, heredera de la tradición tapicista de alfombras persas, es otra de las piezas recientemente incorporadas.

Cáucaso

Una donación efectuada en 2014 por la Embajada de Azerbaiyán, conformada por un alfombra del tipo Shirván y una naturaleza muerta al óleo de un artista azarí contemporáneo, se exhiben en un espacio especialmente asignado al área, mostrando desde la cartelería, la presencia de este tipo de alfombras ya tomadas en sus cuadros como elementos de prestigio, por los pintores flamencos del siglo XV como Hans Memling.

 

COLECCIÓN DE ARTE GRIEGO

Está conformada por un selecto conjunto de copias de esculturas confeccionadas en el Louvre, Museos Vaticanos, Museo Británico, talleres de Florencia y Museo de la Acrópolis en Atenas,  que representan las principales escuelas y períodos de la historia del arte griego.
Muchas de ellas son copias en yeso de “primera colada” (vaciado), realizadas a partir de moldes directos sobre los originales y por tanto, de absoluta precisión respecto a la fidelidad con que se reproducen los mismos. Resaltan aquí por ejemplo, el “Doríforo” de Policleto, el “Apoxiomenos” de Lisipo y la Venus de Milo, así como los calcos del frontón occidental del Partenón, de Fidias.
Muy especialmente destacamos El Discóbolo de Mirón, gran reproducción en mármol que nos recibe al llegar al 1er SS y, espalda con espalda, un magnífico calco del “Auriga de Delfos.”
Entre los originales mencionamos un conjunto de cerámicas pertenecientes a la Colección del Palacio Taranco en la vitrina G2 y la figulina en terracota de Apolo que se exhibe en la vitrina G3 de la Sala Helenística.
Una magnífica maqueta de la Acrópolis de Atenas señorea la Gran Sala de Arte Griego.

 

COLECCIÓN DE ARTE ROMANO

Se integra con un valioso grupo de calcos de esculturas procedentes de los Museos Vaticanos,  Capitolino y Louvre, como la escultura de cuerpo entero de Augusto (llamado de Prima Porta) y el busto de Dama de la Epoca Flavia o la cabeza de Séneca,  representativas de la fiel retratística  romana.
Entre los originales, lucen ánforas rescatadas en excavaciones arqueológicas en el Mar Mediterráneo.
La maqueta del “Coliseo” (Anfiteatro Flavio), nos habla de los logros en arquitectura e ingeniería que alcanzaron los romanos, así como de las costumbres a él asociadas.

 

COLECCIÓN DE ARTE ORIENTAL

India y el Sureste Asiático (Camboya, Indonesia)

La conforma un grupo de calcos de obras provenientes del Museo Guimet de París, entre las que destacan la “Shiva danzante” y un buda sentado tutelado por la serpiente, así como un gran fragmento del mural con bajorrelieves de la procesión de los Thay del templo de Ankor Vat. Entre los originales destacan un fragmetno de altorrelieve en piedra del siglo XII con la representación de “Vishnú y Lakshmi” y un Bodhisatwa -también de piedra-, en posición de loto de la Escuela del Gandara del Siglo III, estilo resultante de la  influencia del arte Helenístico en el nor-oeste de la India (actual Pakistán).

China

El espacio mas nuevo inaugurado en diciembre de 2015, muestra un pequeño número de originales del acervo propio, complementado con piezas de gran gerarquía, en calidad de préstamo temporal de parte de coleccionistas particulares amigos del Museo.

Japón

Recientemente montada en un espacio permanente del 1er SS, se compone de un calco de una pieza sedente de "Gyoya" ( EN NO OZUNA, el Maestro Asceta), un personaje mítico que habría sido famoso por construir un puente fantástico entre las montañas. Este calco proviene de un original en madera del Siglo XVII, existente en el Museo Guimet de París. Diversas piezas de porcelana imari y cerámica satsuma, entre las que destacan un gran incensario de 3 partes. Finalmene destacan las armaduras y armas samurai, de las que el Museo tiene importantes ejemplos.

 

SEGUNDO SUBSUELO

 

SECTOR DE ARTE PRECOLOMBINO

Mas de 700 piezas originales -complementadas con réplicas de piezas emblemáticas (como la cabeza Olmeca o la piedra solar Azteca)-, componen este Sector que abarca: Mesoamérica, Sudamérica y arqueología de Uruguay.

 

SALA DE ARTE AFRICANO

A partir de la incorporación de importantes piezas de la Colección Leborgne, adquiridas en subasta pública en 1997 y de otras compras posteriores, se fue conformando esta Colección, aumentada en 2007 por la donación Halty - Montes compuesta de 70 piezas (principalmente del África Central). 

Destaca entre otras, una máscara "Kanaga" dogón (África Occidental), probablemente de fines del Siglo XIX.

 

Compartir