Historia

30.05.2016 - 20:23

Museo de carácter didáctico con un acervo conformado por originales y réplicas de gran calidad. El guión de la muestra permanente lo componen elementos artísticos y culturales de la Prehistoria, Egipto, Irán, Grecia y Roma, así como de las culturas precolombinas. A través de muestras transitorias, se abarcan otras culturas representadas en su arcervo: arte occidental desde el medioevo al siglo XIX, arte oriental e islámico, arte colonial americano y colecciones etnográficas de arte africano e indígena-americano.

Los antecedentes del Museo de Historia del Arte (MuHAr) comienzan con la adquisición de las primeras piezas en 1951 que encuentran, 6 años después, un lugar de exposición en la llamada “Galerías de Historia del Arte” (en la calle Uruguay junto a la hoy Embajada de Francia).

En 1959 se resuelve su traslado al Edificio Municipal, creándose el “Centro de Arte” con exposición en el piso 1½, actual ubicación del Centro de Conferencias.

En 1971, bajo la dirección del Prof. Arq. Fernando García Esteban, se inaugura lo que hasta hoy en día es conocido como “Museo de Historia del Arte” en el primer subsuelo del mismo edificio, con una exposición que abarcó de la Prehistoria a Roma y un sector de Arte Oriental. En 1975, durante la Administración del Dr. Oscar Rachetti y la dirección del Prof. Arq. José Alberto Coppetti, se gana el segundo subsuelo para crear el Sector de Arte Precolombino y Sala de Arte Colonial, conformando la mayor oferta en esta temática en Uruguay.

Un intento de reformulación planteada en el año 1987, mantuvo cerrado el Museo por 5 años.

Al asumir la Administración Municipal el Dr. Tabaré Vázquez en 1991, dio un nuevo impulso a las obras detenidas, desembocando en una reapertura en mayo de 1993, con nuevo guión temático y moderno planteo museográfico del primer subsuelo y remozamiento general del segundo, bajo la dirección profesional del Arq. Enrique Faget Purriel, según proyecto museográfico y co-dirección del entonces coordinador Gustavo Ferrari Seigal. La curaduría de las obras estuvo a cargo de la restauradora Nelly Lavarello y en la restauración de yesos, el escultuor Ulrico Haberger.

El Intendente Arq. Mariano Arana ha sido un gran impulsor de este Museo, logrando la concurrencia de empresarios y particulares para adquisición y donación de piezas en el año 1997 y de importantes adquisiciones directas en 1998.

En 2005, antes de retirarse de la IMM, el Intendente Arq. Mariano Arana deja inauguradas las obras de ampliación en lo que fuera la antigua sucursal Nº1 de Correos, con la ayuda del Gobierno de Canarias a través de su Viceconsejería de Emigración y Cooperación y con el apoyo de la AAmha - Asociación de Amigos del MuHAr y la Sociedad Islas Canarias del Uruguay. El proyecto de reforma y ampliación es de autoría de Gustavo Ferrari Seigal, actual Director del MuHAr, y la dirección técnica del Servicio de Construcciones de la Intendencia en su primera etapa, y del Servicio de Conservación del Palacio en la segunda.

En 2006, bajo la administración del Intendente Dr. Ricardo Ehrlich, se destinan nuevos fondos para obra, lo que permite habilitar la galería vidriada sobre la calle Ejido y la Gran Sala de planta baja (nivel 0). Ésta se inaugura en setiembre de ese año, con la exposición itinerante: "Giotto en Padua".

En 2007 se inaugura el entrepiso (nivel +1), destinado a re-localizar la Diapoteca y Biblioteca de arte, con acceso por la terraza de Ejido.

El 26 mayo de 2008 se reabre al público la Biblioteca de arte “Prof. Arq. Fernando García Esteban” en su actual ubicación del nivel +1.

En 2010, con un segundo apoyo del Gobierno de Canarias, se realizan las obras de instalación de un ascensor panorámico interno que vincula los cuatro niveles del Museo y una Sala Polivalente (de audiovisuales y pequeñas exposiciones) en planta baja, inauguradas por la Intendenta Ana Olivera y el Presidente del Gobierno de Canarias Paulino Baute.

Del proyecto original de Ferrari, restan a la fecha la terminación de dos salas en nivel 0 (unos 200 m2 lindantes con la Gran Sala de planta baja y a la que se sumarían), con lo que se estaría en condiciones de montar las colecciones de Edad Media al Siglo XIX, hoy en reserva.

 

Compartir