HOKUSAI Y EL MANGA

Muestra de novelas populares japonesas del siglo XIX ilustradas por el maestro Hokusai, creador del Manga. Comparaciones entre su obra y el manga contemporáneo. Del 12 de diciembre de 2014 al 12 de julio de 2015 (se ha prorrogado por el éxito que ha tenido y por sumarse a la recientemente inaugurada muestra de arte japonés: "Tendiendo Puentes".

La vasta obra del gran artista japonés Hokusai (1760 – 1849), abarcó diversas técnicas y temáticas. Su serie de grabados titulada “Treinta y seis vistas del Monte Fuji”, tuvo gran impacto sobre el arte occidental, especilamente entre los pintores impresionistas. Gran parte de los recursos del Manga (comic contemporáneo), derivan del expresivo dinamismo del estilo de Hokusai.

Ya desde fines del siglo XVII, los artistas japoneses encontraron espacios para su obra en la ilustración de libros. Debido a las reformas educativas impulsadas en la época, se incrementó notoriamente el número de lectores, en tanto que las técnicas de grabado a mano sobre bloques de madera facilitaban la impresión tanto de texto como de imagen. En la tradición japonesa, escritura e imagen se asociaron tempranamente según modalidades variables que han ido desde la altenancia hasta la interpenetración completa. Se llegó también a la prosucción de libros de colecciones de dibujos con una mínima inclusión de escritura.

Hacia 1779, Hokusai hizo su aparición pública como ilustrador de volúmenes en los que llegó incluso a escribir los textos. Esta temprana iniciación literaria le llevó a un profundo conocimiento de la historia y la poesía del Japón. Concentrarse en el arte de la ilustración afectó e incluso formó el estilo de Hokusai, pues debió afrontar diversos desafíos: folletos de contenido humorístico, novelas, libros de bosquejos, álbumes de poesía. Las novelas cosntituyen una parte importante de su producción. A partir de 1807, colaboró con el novelista Bakin. La ambientación china de las obras, incentivó en Hokusai el estudio de las ilustraciones clásicas chinas, en tanto que la temática de acción y aventuras, lo llevó a aprovechar al máximo las posibilidades dramáticas y expresivas. En la década de 1830, la realización de una serie sobre famosos guerreros, le motivó a centrar su atención en la libertad de movimiento del cuerpo humano bajo el peso de la armadura.

En 1812 apareció el primer volúmen de sus “Lecciones Rápidas de Dibujo Simplificado”, dando inicio a un número de obras de instrucción para artistas y de dibujos destinados a servir de modelos de composición y también de diseño para artesanos. El libro propone que las líneas del dibujo consisten básicamente en cuadrados y círculos. El entusiasmo de ciertos admiradores, indujo a Hokusai a abordar su monumental obra intitulada “Manga”, término que puede traducirse como “bosquejos al azar” o “esbozos varios”. Comenzada en 1814, comprende quince volúmenes, publicándose el último en forma póstuma en 1878. Cosntituye una sorprendente colección que abarca la variedad y virtuosismo del arte de Hokusai. Hanshu, el autor del prefacio del primer volúmen, cuenta: “Era nuestro deseo que estas lecciones fueran de provecho para todos aquellos que aprenden a dibujar y decidimos imprimir los dibujos en forma de libro. Cuando preguntamos a Hokusai qué título quería dar al volúmen, dijo simplemente: Manga.”

Compartir